Programación

Para qué sirve una base de datos en SQL

¿Estás desarrollando una web y quieres utilizar MySQL para almacenar información? ¿estás estudiando y se te atraganta la asignatura de base de datos? ¿quieres aprender SQL para mejorar tu currículum o dar un giro a tu vida laboral? o ¿simplemente tienes curiosidad por conocer este lenguaje y sus posibilidades?

La clave para dominar cualquier lenguaje o programa informático es contar con una buena base. De nada sirve invertir horas y horas estudiando y poniendo en práctica nuestros conocimientos si no dominamos los aspectos fundamentales del mismo.

Así, pues, queremos ayudarte a tener una base lo suficientemente sólida y amplia para que, aparte de poder utilizar SQL para resolver los problemas más comunes, te sientas capaz de seguir aprendiendo de forma totalmente autodidacta.

Ahora, aprenderás qué es una base de datosy cuál es el papel de SQL a la hora de utilizarla.

¿Qué es una base de datos?

Una base de datos no es más que un software, esto es, un programa como puede ser un sistema operativo o un antivirus, cuyo principal objetivo es almacenar información. Piensa en ella como si fuera un armario con multitud de baldas donde guardar la ropa o en un archivador donde almacenar nuestras notas.

Por ejemplo, cuando entramos en nuestro muro de Facebook, escribimos algo y lo enviamos, tanto el texto como las fotos y videos que hayamos adjuntado tienen que guardarse en algún sitio para que puedan verse cada vez que nosotros o nuestros contactos accedan a nuestro perfil. Pues bien, ese sitio es la base de datos y dado que no es una persona capaz de comprender un lenguaje natural sino un software, necesitamos un mecanismo para indicarle qué información guardar o qué
queremos recuperar. Ese mecanismo es precisamente el lenguaje SQL.

¿Qué es el lenguaje SQL?

Como cualquier otro lenguaje informático, SQL (Structured Query Languaje) no es más que un conjunto de palabras y una serie de reglas diseñadas única y exclusivamente para comunicamos con una base de datos.

Al igual que existen varios sistemas operativos (Windows, OSX, Linux) y navegadores (Chrome, Firefox, Internet Explorer) existen multitud de gestores de bases de datos como MySQL, Oracle, SQLite, Teradata o SQL Server, cada uno de ellos con características particulares pero con al menos una en común: el uso de SQL como herramienta de comunicación.

¿Qué podemos hacer con él?

Básicamente podemos dar tres tipos de instrucciones alas bases de datos:

Crear y modificar la estructura de la misma. Como veremos en capítulos posteriores, antes de almacenar información debemos crear una estructura donde guardarla. Pues bien, podremos hacerlo con el propio lenguaje SQL.

Guardar, modificar y borrar datos.

• Y finalmente la más utilizada: podremos buscar y recuperar lo que hemos almacenado mediante diferentes criterios de búsqueda.