Category: Cine y Fotografia

Cine y Fotografia

El rango dinámico en las cámaras de vídeo digitales

Desde la aparición de las cámaras digitales se introdujo el concepto de Rango dinámico, que, en realidad, es otra forma de referirse al denominado contraste de cámara, es decir, la cantidad de tonos que un sistema puede reproducir antes de saturarse, y la mínima luminosidad que puede registrar con detalle en las sombras.

El rango dinámico alcanzado por las cámaras digitales (por ahora) es de 11 pasos de diafragma, es decir que la cámara no puede reproducir detalle en sombras y altas luces si hay mas de 11 f entre ellas, debiendo elegir en cual de las dos zonas (luces o sombras) se quiere tener detalle y sacrificando la otra (luces “quemadas” o “negros pegados”). Es este un límite que hace difícil encontrar una escena que no sea reproducible en toda su gama.

Llamamos esquema tonal a la distribución de tonos en una imagen en función del ambiente o atmósfera que deseemos para ella. Alegre o tenebrosa, triste u optimista, intima o espectacular, la atmósfera de la escena depende del tono fundamentalmente.

Pero el tono no es solamente una cualidad de los objetos, depende también de la calidad y la cantidad de la luz que incide sobre ellos, de su dureza (luz de pequeño tamaño mas dura que si es grande) de su angulación, de la reflectividad del elemento y del contraste general de la imagen. El control de la gama de grises hace imprescindible el empleo de un patrón de comparación. Dependiendo del medio en que nos movamos estos diferirán en su técnica de aplicación pero la filosofía es la misma. El procedimiento básico consiste en cuatro pasos que tendrán mayor o menor incidencia según el ámbito profesional en que nos encontremos, cine, televisión, fotografía, pintura.

1. Control de la reflexión.

Lógicamente, lo primero será adecuar el ambiente del decorado, tema o personaje a la ambientación deseada: tonalidad de los objetos, pintura, vestuario, maquillaje, etc. Se controla la reflexión de la luz hacia la cámara; atrezando e incluso pintando de tonos claros u oscuros los elementos de la escena.

2. Iluminación.

El empleo de luces de pequeño o gran tamaño influirá en el contraste, así como la distancia y su angulación. Es cuestión de iluminar con la finalidad clara del ambiente que se quiere conseguir. Es la narrativa de la luz. Hay dos grandes grupos de efectos de iluminación desde este punto de vista: La clave baja, imágenes oscuras, contrastadas y misteriosas y la clave alta, claras, luminosas y alegres. Pero clave alta y baja no son sinónimos de sobreexposición y subexposición. La imagen ha de tener una gama tonal completa, con detalle en toda su amplitud. Si el acabado es en clave alta, predominarán los tonos claros y los oscuros si es en clave baja.

3. Exposición.

Mediante el ajuste de diafragma y/o obturador (según el medio) conseguiremos imágenes más claras o más oscuras, partiendo de una exposición correcta o “idear’. Pero el concepto de exposición correcta tiene bastante de subjetivo (a menos que apliquemos los valores técnicos a rajatabla) y aquí interviene el gusto del artista, además de la finalidad narrativa. Por ello no conviene dar recetas magistrales sino aclarar el concepto y que cada cual lo aplique a su gusto. El problema estriba en el margen que la combinación sensibilidad del material/exposición correcta nos deje para maniobrar:

  1. Si el rango dinámico es igual a la exposición correcta, no hay margen. La imagen tiene el contraste de ese valor de exposición que, al suponerse correcto, dará detalle en todo el rango dinámico.
  2. Si es mayor, podremos abrir o cerrar diafragma favoreciendo la zona oscura o clara del rango. Este es el caso mas favorable ya que nos permite jugar con el tono de la imagen.
  3. Si es menor tenemos problemas, porque habrá una zona (sobre o subexposición ) que no tendrá toda la gama de grises y quedará con los “negros pegados” (subexposición, sombra sin detalle) o los “blancos quemados” (luces sobreexpuestas, sin detalle).

Tres acabados distintos de la misma imagen. Obsérvese lo que sucede al estrechar la gama de grises y al ampliarla. Partiendo de la primera que tiene el rango tonal completo (detalle en todos los tonos, en la segunda el número de píxeles blancos y negros aumenta, con lo que el histograma se expande (sube contraste, se pierde detalle). Si por el contrario, baja el contraste, la imagen pierde fuerza y al desaparecer el blanco y el negro puros, el histograma se contrae.

4. Postproducción o Edición del vídeo

El fotógrafo Ansel Adams creó un sistema de exposición y revelado al que denominó “Sistema de zonas”, que permitía representar en la copia todos los tonos de la escena de la forma que el fotógrafo deseara. Esta técnica, obligaba a exponer y revelar (Ansel Adams trabajaba con placas de gran formato) cada imagen por
separado. Hoy los programas de edición de imágenes nos permiten modificar el contraste a voluntad, siempre que haya suficiente rango dinámico para ello. También hay programas de edición de vídeo que nos permiten editar imágenes en movimiento. Si estás interesado en conocer algunas opciones, en la web http://tueditordevideos.com/ tratan el tema y exponen cuáles son los mejores editores de vídeo en cada caso.…